Putona
sobota 16 julij 2022

Así como el morlaco sigue al púrpura manto sabiendo que detrás está la espada cierta,

sigo yo tus aromas, tus efluvios de hembra,

aunque encuentre al final el temido Báratro.

Tú sexo húmedo siempre presto a bocas y falos,

dedos entrelazados que buscan la manzana,

aquella que perdió el buenazo de Adan,

aspirando a una Eva desnuda y puritana.

Me arrastras a tú cueva,

a esa zona de nadie que es más tuya que mía aunque yo lo pretenda,

pues otros han libado en ella tus esencias,

haciéndome sentir un hombre afortunado.

Te has liberado entera,

liberando a mi llama de un futuro que creí monacal,

al menos dedicado a placeres cuanto menos insulsos,

inocencia la mía teniéndote en la cama.

Tú lascivia es la savia que a mi sexo rapaz hincha de sangre roja,

una bestia sedienta que solo tú alivias permitiéndole siempre, descargar su simiente,

en tú gruta voraz.

Recibes a quien tenga para darte sin más,

amor, placer, simplemente calor animal,

imposible seguirte sin perder,

sin dejar que tú fuego me guíe por obscuro humedal.

Orgasmos desatados,

pezones estirados y un oscuro agujero para falos dichosos que te horadan sin muecas a un dolor esperado,

porque el gusto es mayor,

y tú grito es de gozo.

Una diosa de carne y de sudor meloso y ojos de caramelo revelan lo que eres,

una puta,

Asarte desatada en la tierra,

con zánganos que vuelan tras tú entrepierna.

He bajado hasta el sótano de mí hombría para removerla,

arrancarla desde sus cimientos,

y poder conservar con esta libre ofrenda tu favor,

y ser parte de tú ardiente jauría.

Tú marido 💋